Mi poesía es un aduar gitano.

Barracas izadas sobre el alhorre de mis palabras.

Tensión aliácea de miserias apátridas.

En los lucífugos aledaños ignorados

donde niñas y niños calzan con barro sus pies

y con heroína su pubertad.

.

Mi poesía es un aduar.

Gitano requiebro del adufe zalamero

al varonil bigote enarbolado sobre tempestuosa libertad,

ojos de fácula desgajados del Sol

y orogénica bragueta de toro bravo.

.

Mi poesía es un aduar gitano.

Desperdicios de quincalla marchitada.

Fosilizada bajo estratos de silencios sedimentados

que rescaté licnomante entre los aladares del fuego;

adivinando por la llamas que, al fundirse mi voz

en licuográfica versificación atragantada,

y sanguífero hermanecer entraría en erupción.

.

Mi poesía es un aduar gitano.

Entre el canto y los grilletes.

Miedo críptico y hedonismo libídine.

Inarmónico mundo y mi indeleble verdad inescrutable.

.

g.bruno 95

Este poema forma parte y da nombre al primer poemario recopilatorio “Aduar Gitano” que publiqué en 1995, impreso por Gorfisa (Zaragoza).

Anuncios