Poesía es volver a acariciar tu cráneo calvo y limpio,

húmedo y cálido,

vasto y sincero

como una luna, como un espejo,

transparente y libre

como el miedo,

ensoñador y lúcido,

sobrio y enérgico,

salado como una ola

que me asfixia, me ahoga,

sólido y viril

como el paso del tiempo,

duro como el acero,

brillante como el filo de la espada.

.

Acariciar tu cráneo de fuego

con mis manos abiertas,

con mis dedos convertidos en arados,

con mi lengua, con mi saliva

presa de espuertas abiertas,

con mi barba, con mi pecho

como una frazada de invierno.

.

Acariciar tu cráneo con la boca de mi glande

y derramar hirviendo mi semen

que siembra de vida el deseo

en cada poro de tu piel,

que prende de amor el destierro

en cada latido de nuestros pechos.

.

Poesía en un segundo de silencio.

.

Tu cráneo como un beso,

como un verso.

.

g.bruno 10

Anuncios