ESPEJISMO

.

No cesan los disparos, mis oídos estallan con cada detonación, hay sangre en los rostros y en las palabras, hay miedo en las huellas y en las braguetas.

No cesan los disparos.

No cesan los disparos.

.

Mi mano busca desesperadamente la tuya, un hilo de lava brota de tu codo y labra un surco a lo largo de tu antebrazo. Tu mano busca desesperadamente la mía.

.

No cesan los disparos y la noche se ha convertido en la tumba de muchos de los nuestros. O de los que hasta ahora considerábamos de los nuestros. Algunos han huido renegando de su condición y de su virilidad.

Otros dicen que en realidad todo esto es un espejismo y que tras el tronco de cualquier árbol se esconde la verdadera cara de la humanidad. Ya no sé qué creer.

.

No cesan los disparos.

Sé que al final alguno alcanzará mi verso y arderá como un fósforo, unos segundos, una eternidad.

.

g.bruno 2010

Anuncios