Registré el aullido en tu porte de silencio (Ordoño I)

Desde las primeras palabras de sal y lluvia (Wilfredo el Velloso)

Mientras buscabas una estrella bajo el asfalto (Alonso III)

Tus ojos sin mirada, tu fuego sin resplandor (Ordoño II)

Como una ráfaga de viento clavada en la voz (Fernán González)

Tu mano como un símbolo de humanismo (Alonso V)

La tragedia como máscara para el futuro (Fernando I)

En tu vientre el vuelo del ave rapaz (Ataulfo)

La belleza de tu rostro forjado entre algas y versos (Eurico)

Caminar con pasos de mercurio, al borde del pedestal (Leovigildo)

Sentir en tu garganta un discurso profundo como de miel (Suintila)

Piernas hercúleas que sostienen el futuro, construyen buen caminar (Wamba)

Manos de acero para atizar el sueño o para beber del aguacero (Pelayo)

Más allá de la intención, más abrasiva que la creación (Iñigo Arista)

Donde el secreto es húmedo y la energía es afrenta (Alonso II)

No habrá más luz que la que arda bajo tus pies sin tierra (Ramiro I)

Fotopoema de g. bruno, enero 2011.

Photo- poem by g. bruno, january 2011

Anuncios