HILO DE SEDA

(a Manuel)

.

Manuel, cortando la noche,

vio colisionar una estrella con la Luna

y una lluvia de perlas

roció su garganta.

.

Manuel, sajando el silencio,

henchió su pecho de poesía

y sintió un hilo de seda

crujir entre los labios.

.

g. bruno

Poema dedicado a Manuel que publiqué en 1995 en el libro “Aduar Gitano”

Anuncios