Armwrestlers

.

Luchadores de fuerza, nervios de roble,

sudor de cerezas, bríos de potencia,

calma de talco, magnesio en sus palmas,

puños de acero, recios nudillos de amianto.

.

Las miradas honestas, la tensión en los cuellos,

la lúcida dignidad de la espera,

mientras el árbitro recoloca sus muñecas,

o incluso las anuda con firmeza de fuero.

.

Gladiadores en la fragua del viento,

pectorales como obuses disparados al trueno,

sin bridas que les frene, sin espacios para el silencio,

sin aliento con que empañar los espejos.

.

Ready?, go!, el instante les transforma en minotauros,

su sangre inunda de luz un torrente de músculos,

se tensan sus rodillas, se contraen sus vientres,

sus hombros se yerguen como montañas de fuego.

.

Bíceps como volcanes, raudal en erupción,

antebrazos desbordados de coraje como ríos de lava,

segundos de emoción, minutos de ahogada savia,

guerreros del rayo que florecen en la estocada.

.

Sus muñecas se retuercen como ramas de olivo,

cuerpo a cuerpo sin estribos, sin escudos, sin respiro.

Y un final explosivo, un despojado abrazo deportivo,

has ganado, has vencido, he luchado, he crecido.

.

Luchadores con corazón pugilístico,

con sus manos forjan un destino olímpico.

.

g.bruno 2012

Anuncios