El legítima defensa, poetas en tiempos de crisis

en legítima

El día 23 de abril de 2014, día del libro, recibí este libro de poesía, regalo de mi amiga invisible en el colegio. Habían colgado un panel donde había que apuntarse quienes quisiéramos participar y sugerir tipo de lectura que nos gustara recibir como regalo. Yo escribí: “Poesía, clásica o contemporánea”, porque sabía que nadie más iba a sugerir poesía, porque la poesía no se lee, no se difunde, no se populariza, no se comenta. Para mí es la más bella de las literaturas. La más libre, la más íntima y la más real. En este libro se han reunido muchos poetas y poetisas para darnos su visión de la crisis, en unos casos visión dolorosa, en otros más lírica, en otros más crítica, más reivindicativa, más de denuncia, de desesperación o de esperanza. En cualquier caso una visión muy poética, muy libre, muy profunda.

Hoy, 4 de mayo de 2014, he terminado la lectura.

Son 326 páginas de poemas (quitando ya prólogo e índice), de los cuales sólo he querido destacar unos pocos. Voy a transcribir alguna estrofa de cada uno y varios versos destacados de otros poemas.

“Cocodrilos o fantasmas”, páginas 22-23, de Carlos Alcorta

“Más preocupado por si llovería

o no torrencialmente, como pronosticaban

los meteorólogos, impidiendo

que jugaran los dos grandes rivales

la final de la copa, que por el incremento

del desempleo o por el deterioro

del sistema nacional de pensiones,

no puedes exigir de alguien así

una brizna de solidaridad…”

Opinión que comparto completamente, leedlo hasta el final y reflexionad.

“La quiebra”, páginas 45-46, de José Ángel Barrueco

“mira a los profesores, a los alumnos, a los ancianos,

a los mineros, a los mártires de la cultura, al pueblo

llano, dolido y burlado, ahíto de promesas y de falacias…”

Todo el poema es una denuncia pero a la vez un grito de esperanza.

“El poeta en la batalla”, página 67, de Agustín Calvo Galán

“Venzamos sin coraje,

cuerpo a tierra, las manos

en la nuca, violentados

hasta el verso más heroico,

emancipado y pestilente del cronista de oficio”

El poema es una visión antimilitarista de cómo la verdad vence (moralmente) sobre la injusticia y la violencia.

“La cripta de los horrores”, página 148, de Ángel González González

“Se llevaron un trozo de tu carne,

una buena tajada de la mía

y dejaron a los niños sin postre”

Alegoría de cómo la crisis nos ha mutilado.

“Presidiendo mi casa”, páginas 155- 156, de Antonio Hernández

“…Es un vasco

con una mancha blanca por cabeza

sobre un cuerpo encendido,

rojo, por el que baja desde el cuello

una corbata o un pañuelo azul.”

Me gusta porque es un homenaje a Pablo Pombo (1940- 2010), un pintor tenebrista, que, aunque cristiano, no pintaba como dios manda. Ved algunas de sus obras:

“Huelga general”, página 170-171, de Alejandro López Andrada

“La lluvia tricolor ya no trapasa

las celosías de la libertad, donde el amor es rojo

Lo dieron todo, recibiendo a cambio el olvido,

y un manotazo, oscuro, maternal.

Ahora sus huesos, malvas de cuneta”

Un homenaje a nuestros tíos (en mi caso) que siguen enterrados en las cunetas.

“A ella la despidieron”, página 195, de Julio Mas Alcaraz

“Por imantar el almacén

de la fábrica de armas”

El poema es una relación de posibles causas de despido, pero destaco la más antimilitarista.

“Fragmento”, páginas 288- 290, de Marifé Santiago Bolaños

“Hablo

de aquella personita a quien los asesinos de su madre dejaron sola en medio de la plaza de su pueblo. De que sería 1937 o 1938 y de que la niña tenía dos años. Y de que era la misma España que sacaba a las niñas pobres del colegio.

Y de que hemos atravesado un siglo y el otro aún fotografía imágenes como estas”

Creo que es el poema más largo del libro, y eso que solo es un fragmento. Es un canto feminista, a modo de Canto a mí mismo, pero canto a todas las mujeres de todos los tiempos.

“Españoles por el mundo”, páginas 293- 294, de Bernardo Santos

“Hoy toca hablar de Endesa que quiere construir en Patagonia

cinco grandes represas que arrasarán ecosistemas,

la vida de algún activista y modos sostenibles”

Quizás el poema más comprometido que denuncia a empresas con nombres propios: Endesa, Unión Fenosa, Iberdrola, Repsol, los tour operadores españoles, Sol, Meliá, Rius, NH, Pescanova. Bravo.

Los siguientes versos no pertenecen a poemas destacados, pero son versos que destacan en sus poemas:

“y a mí me dolía la piel de tanto bosque

en el pecho de tanto tórax cubierto de flores”

(sin título), página 58, de Bárbara Butragueño

“Los héroes antiguos lo tenían fácil:

con morir hermosos bastaba”

“Vivir”, página 122, de José Manuel García

Quizás sea la única referencia homoerótica del libro.

“Dos. No llevar uniformes.

Cada cual adoptará el disfraz

que menos le ofenda”

“Cómo ganar una guerra perdida”, página 247, de Ana Pérez Cañamares

Buena referencia antimilitarista.

“la de los inviernos con bufandas ineficaces”

“En la calle”, página 268, de Manuel Rico

Referencia muy personal que destaco porque soy así de friolero.

Es una selección muy escueta. Pero creo que el libro merece la pena una relectura (o más), donde seguro que encontraré más referencias que me lleguen, por lo personal, por lo ideológico, por lo emocional, por lo poético.

Gracias Ana por tan bello regalo.

Recomiendo su lectura. Referencia:

“En legítima defensa. Poetas en tiempos de crisis”. Bartleby Editores. ISBN: 978-84-92799-71-8

e-mail: editorial@bartlebyeditores.es

www.bartlebyeditores.es

Anuncios