ADHESIÓN A LA REBELIÓN

Mañana es jueves, volveré a la plaza,
volveré a manifestarme, a rebelarme,
como cada jueves, tras cada pena de muerte,
como cada semana, tras cada fosa cerrada,
volveré a caminar junto a las historias,
junto a los recuerdos, junto a las palabras,
gritaré que en esa casa se torturaba
y sentiré los gritos de los torturados,
y escucharé sus infancias, sus miedos,
sus justicias anegadas en el destierro,
sus deseos, mis deseos.

Mañana es jueves, volveré a la plaza,
volveré a estremecerme, a rebelarme,
como cada jueves, tras cada fusilamiento,
como cada semana, tras cada prisión,
volveré a caminar junto a las banderas,
sin edad, sin sexo, sin currículum,
con una insignia clavada en mi pecho,
con una luz abriendo surcos en mi cerebro,
y mis pasos harán camino al andar,
y forjarán las huellas de la dignidad
con sus voces, contra sus silencios.

Mañana es jueves, volveré a la plaza,
volveré a enorgullecerme, a rebelarme
como cada jueves, tras cada interrogatorio,
como cada semana, tras cada confesionario,
volveré a caminar bajo los bombardeos,
con los puños cerrados y el corazón descubierto,
con los versos encadenados, fustigados,
hacia el mismo futuro que nos fue confiscado,
y junto a las compañeras y compañeros
descubriremos que la defensa de la verdad
históricamente es adhesión a la rebelión.

g.bruno 2015

Anuncios