PEDRO GARCÍA CABRERA, A LA MAR FUI POR NARANJAS

PORTADA LIBROCon motivo de la visita de mi amigo Miguel de Carvalho hemos revuelto en la librería y he reencontrado esta antología poética editada por Edirca en 1979.

Tras haber leído el libro de relatos sobre la represión franquista “Tormenta en la memoria” de Francisco González Tejera, estoy haciendo relecturas  buscando el rastro de la Memoria Histórica (incluidas relecturas de mis propios poemas).

García CabreraPedro García Cabrera nació en Vallerhermoso, en la isla de la Gomera, en 1905.

Fue detenido el 18 de julio de 1936 y conducido primeramente a una prisión flotante y luego al campo de concentración de La Isleta (en Gran Canaria). El 19 de agosto fue deportado al campo de prisioneros de Villa Cisneros, actual Dakhla (Sáhara). En marzo de 1937 se fugó y huyó a Dakar primero, después a Marsella, desde donde volvió a España en ferrocarril para integrarse en el ejército republicano en el frente de Andalucía. Una noche, cuando regresaba en jeep fue arrollado en un paso a nivel por un tren cargado de heridos, accidente en el que murieron cuatro de sus compañeros. Él sufrió graves quemaduras en las piernas, fue ingresado en el hospital civil de Jaén. Trasladado posteriormente a Baza será nuevamente hecho prisionero y condenado a treinta años de prisión, siendo puesto en libertad vigilada en 1946. Falleció en Santa Cruz de Tenerife en 1981, un par de años después de salir editada esta antología.

Se incluyen en el libro algunos poemarios hasta entonces inéditos que fueron escritos en la cárcel. El poemario que más me gusta y quería releer es “LA ESPERANZA ME MANTIENE” cuyo leit motiv, la copla “A la mar fui por naranjas, cosa que la mar no tiene. Metí la mano en el agua: la esperanza me mantiene”; da título a la antología.

Sin embargo a la luz de la Memoria Histórica he releído también “ENTRE LA GUERRA Y TÚ”, este poemario fue escrito en 1936 desde la cárcel.

He entresacado algunas estrofas sueltas y/o versos sueltos de cada poema, cito en cada caso los poemas de los que han sido entresacados:

 

ENTRE LA GUERRA Y TÚ

 Marquis_de_Sade_prisoner

“Es de aquel pez que mira por el ojo de mar

cómo la guerra es la ternura que guardan los lechos vacíos

y la paz esa sangre con que los pies salpican sus cadenas”

(“La cita abierta”)

 

“Apenas a tus ojos asomaron los ríos de sangre derramada en la guerra

cuando la noche, con su quilla helada, atravesó mis bosques de ternura…

 tren con heridos

Sigue el dolor rodando. Y es tan duro

que podría servir de rieles a los trenes cargados de heridos.

Y tengo miedo. Miedo de que se escape de mi insomnio

Helando las palabras que dicen las cerillas a los niños”

(“El reloj de mi cuerpo” Aquí hace referencia al tren cargado con heridos que arrolló el jepp en que Cabrera volvía de una misión desde Andújar a Jaén)

iglesia franquista

“Y de tu voz, hasta de tu voz, que enlaza la seda con los pámpanos,

fabricarán cañones que habrán de bendecir los obispos

para que rompan más eficazmente las venas de los sueños.

Se nos dará una gran razón: que somos hijos de la patria,

sin saber que a ti, a mí y al sueño polar de golondrinas

nos sobra espacio para vivir aún dentro de un beso de paloma”

(“Con la mano en la sangre” Hace referencia a la connivencia de la jerarquía de la iglesia católica con el golpe  de estado y la masacre perpetrada por los sublevados fascistas)

 bandera_blanca

“Y quedas tú, en la noche cerrada de la ausencia,

como un vendaje de alcanfor:

única bandera de claridad victoriosa

en medio del olvido”

(“Mi pensamiento a la ruleta” La bandera blanca (alcanfor) fue aceptada por unanimidad por todos los países de América el 15 de abril de 1935 en la Casa Blanca, cuando se firmó el Pacto Roerich de la Paz, con el objeto de preservar el acervo cultural de la humanidad)

AVIÓN Luftwaffe“Y arriba, donde el pájaro es pájaro, cruz latina y silbido,

donde las nubes abren la esponja del vuelo al ronroneo de los aviones…

 torpedo

Y más abajo, entre prados de nomeolvides y estatuas de sal,

donde te grita un sollozo que es nudo irrompible,

donde la cabellera del mar se peina con las cintas de los torpedos…

 MINAS 2

Y más abajo aún, donde germina la verde inocencia de los graneros,

donde las minas intentan detener el sol en su carrera,

donde guardianes lloran por las lagunas de sus ojos

la pierna amputada por las sierras del viento,

el mismo instante se empareda con los huesos del universo de una madre

que murió muchas veces en el recuerdo de sus hijos movilizados…

 victimas

Ese en que unas personas se enfrentan sin mirarse

en un campo a traviesa de todos asesinos”

(“Tiempo a borbotones” Habla del ronroneo de los aviones Junkers y Luftwaffe alemanes que bombardearon las principales ciudades españolas, de  los torpedos, y de las minas antipersona )

obus Republicano“Atardece el obús con su escolta de sienes mordientes…

 ametralladora

Y pasa la cinta de ametralladora del río

hacia la retaguardia

filmando una secuela ya casi adormecida en sus embudos,

después del cuerpo a cuerpo

de la piedra y del árbol contra los huracanes de las balas”

(“Documental de una amazona”)

 

Paso a releer el poemario que más me apetece. Aunque ahora analizándolo bajo la mirada de la Memoria Histórica.

 

LA ESPERANZA ME MANTIENE (1959)

 

“Sino que trabaja nutriéndose de horas y silencios.

Porque el silencio también hace crecer,

da fortaleza,

tiene canto y mejilla como un nido…

censura-en-el-franquismo Y todo este silencio

que ha crecido en el musgo de la noche,

este silencio que han pensado los árboles,

este silencio que molturan los niños”

(“En la mar vuelvo a nacer” El tema del silencio, cotidiano en la España franquista, donde era imposible expresar por escrito los recuerdos de la masacre, las críticas a los gobernantes que seguían asesinando, torturando, encarcelando. Las reivindicaciones de recuperación de la democracia y las libertades y derechos que habían sido conculcados. La censura)

 

“donde vivan los hombres sin sentirse enemigos.

Palabras que no teman morir atropelladas

ni decir lo que sienten poblándose de nudos”

(“A la mar fui por mi voz” Porque si hablabas de más podías sufrir un “accidente”)

 

“a esa mar sin dolor

sin rúbrica de llanto,

aunque vea relampaguear mi pena en su sal y su espuma,

¡cómo voy a pedirle que me devuelva mis amigos…

Ahogados 1 sí tú, mar del olvido a ciegas,

mar del mundo al revés,

mar sin tiempo ni infancia,

no has querido siquiera guardar unos minutos de silencio…

 apuñalado

en memoria de un clamor de puñales por la espalda!…

 

Si alguna vez has de morderte el pañuelo del llanto,

si quieres quedarte con la verdad de sus sonrisas,

devuélveme su muerte al menos…

 

Sí, devuélveme sus muertes.

Quiero subirlas a mis hombros,

Ponerlas en los anuncios de los cines,

mostrarlas a los vendavales y a las rocas…

 

a las calandrias y a los amigos”

(“A la mar fui por mis amigo ahogados” Relaciono este poema con las personas demócratas asesinadas y lanzadas al mar para hacer desaparecer sus cuerpos y las huellas de sus delitos. La mar, como he leído en Tormenta en la Memoria, es la mayor fosa común de las islas)

 

“un trozo de silencio de las profundidades

con la mascarilla de la ahogada frente de un amigo…

cartel-mujer-paz Lo que busco es un sueño de paz y asalmonada luna,

que la luz sea igual para todos los hombres…

no intervención por la buena memoria de las islas,

por la plaga de olvidos de los continentes…

 

Una paz que no tema las centellas del crimen”

(“A la mar fui por la paz” Este poema es un canto a la paz. Paz que no había llegado, a pesar de la proclamación de 75 años de paz que hizo hace unos años la monarquía sucesora del franquismo. Una paz que tiene que basarse en la Memoria. Una paz que no llegó por el olvido de los continentes, porque las democracias salidas de la Guerra Mundial, se olvidaron de condenar el régimen fascista y dictatorial del franquismo)

instrumentos_tortura“No es que me desespere este vivir de ahora

con el que voy lastrando el júbilo y la pena,

este tiempo que aprieta tornillos medievales

en la garganta rosa de los amaneceres”

(“A la mar fui por mi infancia” La España de los años cincuenta fue una vuelta al Medioevo, en cuanto a cultura, libertades y derechos)

 

“Un día me tendiste la mano de tu espuma,

me arrancaste del cepo de la arena amarilla,

llevándome en tu vientre de canguro,

dándome el pecho azul de tus mareas,

acunándome en brújulas y faros,

alzándome en el aire como un niño

y vistiéndome el alma de rumores…

 bombardeo

mi rostro de ciudad bombardeada…

 

Ya es hora de que pueda devolverme a mí mismo

Decir que tengo patria para dormir sin miedo,

Agua para la sed,

Lenguaje de aire claro para hablar y nombrarte”

(“A la mar fui por la libertad” Hace referencia a su fuga de la cárcel del Sáhara, el cepo de la arena amarilla. También hace lo que entiendo como una reivindicación de libertad para hablar y nombrar su patria, es decir la República)

 

“Solo tenía conciencia de que iba a nacer de nuevo

para estrechar la mano a los volcanes…

libertad 1 a los hombres que añoran su libertad perdida…

 

Soñaba con un mundo sin traiciones

que me tase el precio de mi hambre

ni me racione afectos ni palabras,

que no me despilfarre en latidos inútiles,

que no insulte los campos con trincheras

ni nos recuerde que manamos sangre”

(“A la mar fui por mi sueño” )

 

“soy ciudadano de una sola patria,

la tuya, que aman todas las latitudes…

 

Ese será el instante en que gane la orilla

la redondez legítima de sentirnos iguales…

solidaridad obrera y no clave en tu frente sus espinas

ni haga bajar tus ojos cuando el viento le muestre,

a tu mundo hecho añicos,

su poderoso aliento solidario”

(“A la mar fui por mi patria” Ciudadano del mundo)

19julio1936carabinerosymilicianosenbarcelona“La mar que no han podido dividir en colores,

ni deshojar sus olas como una margarita,

ni meter en la cárcel sus espumas,

ni asesinar el don de sus rumores.

Las islas no son libres de andar por donde quieran,

pero tienen razones de enarbolada roca

que saltan a la altura como un río de llamas

moldeando la angustia de un esperar sin tregua

en una rebeldía de silencios”

(“A la mar fui por las islas” Nos recuerda subrepticiamente que, como las islas, él está en libertad vigilada, no es libre de andar por donde quiera, que sigue esperando la libertad)

hombre llorando“Los hombres nunca lloran hacia abajo.

Lloran hacia lo alto de sí mismos,

hacia la aurora campesina de los trigales,

hacia su libertad de miel de águila”

(“Soliloquio de la mar”)

 

En 1935 Pedro García Cabrera conoció a André Bretón y Benjamín Peret en la II Exposición Internacional de Surrealismo celebrada en Tenerife, y suscribió un Manifiesto de adhesión al Movimiento Surrealista.

Grupo SURREALISTA

Anuncios