Una inspiración lleva a la otra. Tras última colección fotográfica de ART SOAPS, en la que incluí el símbolo del ANTIMILITARISMO LGTBIQ+, como reivindicación contra la militarización de la pandemia; he rescatado un lienzo montado en bastidor triangular que compré hace casi dos años, en septiembre de 2018, junto a otros pequeños lienzos montados en bastidores circulares y unos pequeños caballetes, para la creación y montaje del poema instalación “BUSCANDO EL SENTIDO”, que publiqué en este mismo blog:

https://forjadordelunas.wordpress.com/2018/09/30/buscando-el-sentido-poema-instalacion/

Ayer, lunes 6 de abril, por la tarde, comencé a trabajar en el lienzo, dibujando las franjas de la bandera LGTBIQ+:Y el símbolo del ANTIMILITARISMO LGTBIQ+:Y ya esta mañana del martes 7 de abril he empezado a pintar con acrílico.

El símbolo del triángulo rosa empezó a utilizarse tras los disturbios de Stonewall de 1969, como expresión del orgullo de ser LGTBIQ+. Es el distintivo que utilizaron los nazis en los campos de concentración y extermino, para distinguir a las personas que habían sido apresadas por su diversidad sexual. Por otro lado el símbolo del fusil roto es el distintivo de la Internacional de Resistentes a la Guerra. Para conocer algo más sobre esta organización copio un párrafo de su página web:

“La Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG) realiza su labor por un mundo sin guerra. Somos una red mundial antimilitarista y pacifista con más de 80 grupos afiliados en 40 países. Seguimos comprometidos con nuestra declaración de fundación de 1921: “La guerra es un crimen contra la humanidad. Por ello me comprometo a no apoyar ningún tipo de guerra, y a luchar por la eliminación de todas sus causas.” Todas las guerras, incluidas las guerras de «liberación» y de «intervención militar humanitaria», se utilizan para servir a algún poder ­político o interés económico. Toda guerra conduce al sufrimiento, destrucción y nuevas estructuras de dominación. Los afiliados a la IRG trabajan conjuntamente para poner fin a la guerra y sus causas”

https://wri-irg.org/es

La combinación del triángulo rosa rompiendo el fusil fue utilizada, por primera vez, en 1994, cuando un grupo de insumisos LGTB del Movimiento de Objeción de Conciencia y del Grupo de Objetores de Torrejón de Ardoz, dimos la primera charla sobre “Antimilitarismo y liberación sexual” en el Club de Amigos de la Unesco, coincidiendo con la celebración del día del Orgullo, bajo el lema “25 años de lucha. Rompiendo el silencio”Este símbolo combinado es lo primero que he pintado con acrílico:Y acto seguido he comenzado con las franjas de la bandera LGTBIQ+. Un poco de historia:

El diseñador de la bandera fue el estadounidense Gilbert Baker. Baker había “servido” en el ejército de los Estados Unidos de 1970 a 1972. Fue destinado a San Francisco en la época del movimiento de liberación LGBT. Tras ser licenciado, decidió aprender costura de manera autodidacta y empezó a diseñar pancartas para las manifestaciones en contra de la guerra y a favor de los derechos de los homosexuales. Su bandera ondeó por primera vez en el Festival del Orgullo de San Francisco, el 25 de junio de 1978. Aquella primera versión contaba con ocho franjas. Aunque la disposición de los colores se adapta a la distribución de los colores de un arcoris, siempre me ha gustado resaltar la coincidencia con la distribución de los colores de la bandera que en España representa los valores de Libertad, Igualdad y Fraternidad. Recordemos que los colores de la bandera de la II República no representan territoriedad, ni poder, ni conquistas, ni militarismo, sino valores humanistas. Razón por la cual, justo unas semanas antes de pronunciarse el golpe de estado de 1936, se creó la Liga Española de Refractarias a la Guerra, por Amparo Poch y José Brocca (entre otras),  se adhirió a la Internacional de Resistentes a la Guerra, y apoyó, desde el activismo noviolento,  la defensa de estos valores humanistas. Hasta que se impuso ilegalmente el militarismo fascista en las instituciones del Estado, comenzó la represión criminal y muchas de las componentes de la Liga fueron apresadas o se exiliaron. La bandera del arcoris que diseñó Gilbert Baker para el movimiento LGTBIQ no debemos confundirla con la ciudad de Cuzco, que parece tener un sentido más de territoriedad:Aunque debo decir que, cuando estuve en Cuzco, me encantó descubrir banderas arcoiris ondeando por doquier.