You are currently browsing the category archive for the ‘El huracán de los espejos’ category.

Capítulo XIV. La vejez.

.

Ahora dicen que han pasado cientos de huracanes.

tal vez brisas,

ya no hay reseñas ni en las adormideras

ni en las grietas del rostro envejecido.

Sin embargo mi mirada se extiende más allá de la vía láctea… Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Capítulo XIII. La escuela

.

No es fácil el oficio de maestro,

ningún oficio es fácil. Lee el resto de esta entrada »

Capítulo XII. Senderos

.

Cuando tomé conciencia

de la profundidad del abismo

pedí una soga a la que amarrarme, Lee el resto de esta entrada »

Capítulo XI. Amanecer

.

Hay ocasiones en que uno se despierta esperanzado

y en pocas horas se hunde en un abismo. Lee el resto de esta entrada »

Capítulo X. El sueño

.

Escribir en verso es como psicoanalizarme,

interpretar mis sueños,

sueños de humanidad, de historia,

del inconsciente, de mi conciencia. Lee el resto de esta entrada »

Capítulo IX. El espejo del almacén

.

Cuando era sólo un niño

alguien me dijo que la cara es el espejo del alma,

pero nadie me explicó qué era el alma. Lee el resto de esta entrada »

Capítulo VIII. Los espejos

.

Narciso vio reflejada su belleza en un arroyo,

e inventó el espejo. Lee el resto de esta entrada »

Capítulo VII. De cómo domar a un huracán

.

Cuando el camino de la perfección se sale de los límites prescriptivos

un canto no es suficiente, Lee el resto de esta entrada »

Capítulo VI. La teoría de los huracanes

.

Ahora dicen que ya han pasado cientos de años,

tal vez milenios,

y que mientras tanto han ardido muchos libros en hogueras, Lee el resto de esta entrada »

Capítulo V. Los espigadores.

.

Pues sí, la alegoría de los espigadores, Lee el resto de esta entrada »