You are currently browsing the category archive for the ‘La duda y el caos’ category.

El hambre que todo lo sacia

.

Cuando el hambre nos empuja al canibalismo, a la soledad,

se derrumban los cimientos de las memorias, y de las fortalezas,

se esfuman los efímeros delirios de dominio pornográfico

pero también los delirios, efímeros, de ética ebriedad.

. Leer el resto de esta entrada »

Una historia de amor

.

El anciano cubre sus sienes con un rocío de esmeraldas,

mientras el hombre ya maduro acaricia su mejilla de linaza.

. Leer el resto de esta entrada »

Y yo puedo verlo

.

Y el viento sopla raudo por entre las ramas de su vientre

rebosando de aceite sus lágrimas de cera coagulada.

. Leer el resto de esta entrada »

La duda o el caos

.

El nombre de la fuerza

(o la fuerza del nombre) Leer el resto de esta entrada »

Los acelerados latidos

 

El calor de tus labios besando con dulzura mi glande, Leer el resto de esta entrada »